¿Por qué es importante tomar agua?

El agua es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Esto, porque cada célula de nuestro cuerpo necesita del agua para funcionar de forma adecuada. De ahí la importancia de mantenerlo bien hidratado, sobre todo en épocas de calor.

“Una persona se puede deshidratar cuando tiene fiebre elevada, vómitos y diarrea importantes, especialmente los niños y adultos mayores, pero también puede suceder con las altas temperaturas en verano, si la ingesta de agua no es la adecuada”, explica el doctor Rodrigo Alonso, jefe de Nutriología de Clínica Las Condes 

Por qué tomar agua

Algunas de las funciones que cumple el agua en nuestro organismo son:

  • Regula y mantiene la temperatura corporal.
  • Posibilita el transporte de los nutrientes a las células.
  • Elimina los desechos a través de la orina, la transpiración y las evacuaciones intestinales.
  • Lubrica y amortigua las articulaciones.
  • Protege los tejidos sensibles.

 La falta de líquido puede producir deshidratación haciéndote sentir más cansado y con falta de energía, entre otras consecuencias para tu salud.

Cuánta agua tomar

Los requerimientos de agua dependen de una serie de factores como la edad, la actividad física, el estado de salud y la temperatura ambiental, entre otros.

  • En términos generales, un adulto debiera tomar como mínimo 2 a 3 litros diarios de agua (cinco a seis vasos grandes).
  • Si estás bajo el sol o practicas ejercicios, debes ingerir un aporte extra de líquido sin esperar a sentir sed.
  • El agua aportada por los alimentos, como frutas, verduras y sopas, puede ser cercana a 1 litro al día, por lo que se debe aportar 1,5 litros de líquido extra para reponer las pérdidas.
  • En verano es importante tomar agua periódicamente, por lo que se recomienda llevar siempre una botella de agua a mano.

 Síntomas de la deshidratación

  •   Leve a moderada: sed, disminución de la sudoración, elasticidad reducida de la piel, disminución de la producción de orina y sequedad de la boca. El color de la orina es un buen indicador de falta de líquidos. Si es clara y transparente, está bien; si es amarilla u oscura, no estás tomando la cantidad de líquidos que se requiere.
  • Grave: la presión arterial desciende provocando mareos o desmayos, shock y daños en órganos internos como riñones, hígado y cerebro.

  Tomar una cantidad de agua adecuada es fundamental para mantener una correcta función urinaria, ya que su principal tarea es eliminar las toxinas que nuestro propio organismo genera…y si es tomando Kolife agua purificada, aún mejor.

Fuente:https://www.clinicalascondes/BLOG